Las personas suelen crear productos para luego buscar compradores para ese producto.

Sería mejor descubrir una problemática y luego de crear una solución (producto), llevar el producto ante personas con esa problemática.

Aplica también al contenido.

Esta es la razón principal por la que tu contenido no está funcionando para tus métricas de negocio, no por falta de trucos o secretos mágicos de grandes gurús, sino por la ausencia de un proceso estratégico detrás de tu contenido que lleve a tus usuarios a tomar acción.

Este proceso no es para nada complicado, pero sólo serás mejor en él con la practica constante.

Empecemos con las preguntas:

¿Cuál es tu temática?

Negocios, familia, fitness, relaciones interpersonales, redes sociales, marketing, etc.

Define una, una por la que las personas puedan asociar tu marca en su mente rápidamente y sin esforzarse demasiado.

Hagamos un ejercicio rápido:

Piensa en la primera palabra que se te viene a la mente cuando lees los nombres de las siguientes marcas:

  • Netflix:
  • Apple:
  • Google:

Fácil, ¿no?

¿Por qué lo complicas con tu marca entonces?

¿Quién es tu público objetivo?

Encuentra un nicho hambriento por soluciones.

Una forma de encontrarlo es pensar: ¿A quiénes te diriges?

Imagina que tu negocio es vender coches para bebés, ¿quién crees que te funciona mejor como audiencia objetivo?

¿Las personas que quieren comprar coches? ¿O las personas que van a ser padres?

Incluso, yendo un paso más hacia atrás, aquellos que desean serlo.

Básicamente se trata de ir uno o dos pasos hacia atrás a la hora de definir a tu audiencia objetivo.

Este concepto se profundiza mucho más con el embudo de conversión, puedes investigar al respecto, hablaré pronto del tema.

¿Cuál es su dolor?

Un nicho hambriento por una solución es aquel cuyas personas que lo conforman tienen un dolor.

No solo intereses, no solo necesidades, dolor o dolores que requieren de soluciones.

Están en quiebra financiera y quieren salir de ella.

Están creando contenidos que no funcionan para el negocio y quieren mejorarlos.

No están vendiendo lo suficiente.

O incluso, tienen miedo a ser malos padres.

Insisto, ¿cuál es el dolor de tu audiencia objetivo?

Te voy a dar un ejemplo genial y haremos juntos un ejercicio, lee este contenido:

“Cómo validar sus ideas de negocio por $0:

  1. Encuentra grupos de FB, Sub-Reddits y Foros relacionados con tu nicho.
  2. Crea una publicación preguntando “¿Alguien más tiene que lidiar con {inserte el problema que su empresa resuelve aquí}?”.
  3. Revisa las respuestas a tu publicación.

$0 gastados”.

Este es un tweet publicado por @aarongrt y es de altísimo valor, ¿no lo crees?

Piensa rápidamente cuál es la audiencia objetivo y ese dolor que soluciona, deja tu respuesta en los comentarios.

Otra forma de descubrir dolores es buscar en Twitter palabras clave relacionadas y encontrar preguntas que la gente hace al respecto.

“Generar ingresos”, “mejorar alimentación”, “salir quiebra”, “escribir contenido”, etc.

Prueba todas las variaciones posibles y encuentra oro puro en las preguntas, guarda también esos tweets, ya entenderás para qué.

También puedes hacer este ejercicio en LinkedIn, grupos de Facebook e incluso en Quora.

¿Cuál es el objetivo de tu contenido?

Siguiendo con el ejemplo del tweet anterior:

Compartir ideas para que emprendedores (audiencia objetivo) puedan validar una idea de negocio fácil y gratis (dolor), sin invertir altas sumas de dinero en investigaciones de mercado al menos de forma inicial.

O por ejemplo, un objetivo puede ser: Compartir una lista de 4 preguntas para dueños de negocios que quieren crear contenidos que funcionen.

Créeme, aunque no escribas de forma textual tu objetivo en tu contenido, se percibirá muy rápidamente si tu contenido tiene uno o no desde el título.

Pero, ¿por qué en este orden?

Puedes hacerlo en el orden que prefieras, a mí me funciona vender mejor algo teniendo la mayor información posible (contenido) de lo que voy a vender.

Por eso defino un objetivo después de definir el dolor de mi público objetivo y por último defino quiénes tienen ese dolor.

Todo esto siempre en función de mi temática objetivo.

Ahora sí, crea tu contenido.

Siéntate y escribe, no pretendas que sea perfecto al primer intento, nunca lo será, es únicamente a través de la práctica disciplinada que serás mejor.

Escribe primero un borrador, revísalo y mejóralo, publica la versión mejorada, desecha el borrador.

Sigo muchos norteamericanos en Twitter y me sorprende que son personas que publican tweets desde las 5 o 6 de la mañana.

Suelen despertar temprano a escribir, a aprender a mejorar sus habilidades de copywriting (te recomiendo mucho aprender al respecto) y publican tweets de altísimo altísimo valor.

O quizá solo los programan para que se publiquen a esa hora, no lo sé, pero lo que si sé es que la disciplina funciona.

— Recomendaciones adicionales para mejorar los resultados de tu contenido

Crea buenos títulos: No te hagas el romántico, escribe títulos que hablen del dolor y de la solución de tu audiencia objetivo.

Los títulos con preguntas funcionan bien, aquellos que hablan de un número de pasos también y hay muchas más ideas que funcionan de las que puedes leer en Google.

Crea una buena intro: Tienes el primer párrafo como oportunidad de enganche, no te arriesgues a que el usuario se aburra de la lectura, es tu responsabilidad.

Piensa en tu usuario: “Estuve leyendo un libro que me interesó muchísimo y bla bla bla” A nadie le importa eso, háblame de la solución que me prometiste en el título.

Define una métrica objetivo: Alcance en redes sociales, registros en tu lista de email, venta de un producto, etc.

Define un llamado a la acción: Pídele al usuario que tome alguna acción que esté 100% relacionada con tu métrica objetivo.

Publica y distribuye: Lleva tu contenido a las personas adecuadas, por ejemplo en aquellas plataformas donde encontraste preguntas interesantes y compártelo con ellos, sé amable (incluye en tu mensaje su dolor) y no spammer, nadie quiere a un spammer.

Todo esto es apenas un abrebocas del tema, créeme, hay mucho más que podemos aprender, pero este es un buen punto de inicio.

Únete a mi curso de SEO para contenidos gratis en mi sitio web, te lo dejo en el primer comentario de esta publicación.

Deja una respuesta